viernes, 9 de marzo de 2007

...Rompiente...














¡Silencio!...
¿Acaso no ves que mis ojos pasean con aire de solemnidad por los trazos de tu piel? ¿De tu ser?
¡Silencio!...
¿Acaso no ves el deleite que les causa tu presencia, tus formas naturales que provocan que en mi un delirio sin igual?
¿Acaso no sabes ya, que morirían una y otra vez por verte, por sentirte y en la retina retenerte si por ellos fuera durante una eternidad?
¿Acaso no sabes ya, que cuando te miran en ellos se puede leer un “más no te puedo amar”? ¿Acaso no oyes el desesperado grito, aullido de ansia, por querer hacer saber que te deseo cada vez que te dirijo la mirada?
¡Silencio!...
¿Acaso no ves, no sientes ese aire de satisfacción que desprenden mis sentidos, cuando con perfecta ignorancia les regalas las maravillas que jamás nadie más pudo conocer?
Ahora dime entonces…
Dime que es, lo que cuando te digo que no puedo dejarte de querer, no logras comprender.
Dime ahora que me quieres…y que nunca lo dejarás de hacer…





















Simplemente es un lugar genial para probar a jugar con la cámara.
Solo decir que la medición fue en el horizonte, con el fin de oscurecer la foto y darle la sensación de fuga...

Una visión:

Estrellita Antigua dijo...

esto si que me gusto, fue un agrado ver las imagenes y tus palabras...
;)