domingo, 31 de mayo de 2009

El peso de una mariposa


Puede resquebrajar la más sólida base.

También hubiese valido el proverbio chino: "el aleteo de las alas de una mariposa se puede sentir al otro lado del mundo"
Pequeñas variaciones en unas determinadas condiciones pueden diferir en increíbles divergencias...

Fuji S5 Pro + Sigma 18-125 + Flash integrado


12 visiones diferentes:

Isabel Dengra dijo...

Teória de caos :)

Cris Vieira dijo...

Linda imagem!!!

José María Díaz dijo...

Muy buena la utilización del flash!, las alas se ven perfectas!, la cabeza un poco oscura pero sin macro dificil obtener más definición!, creo que se te daría bastante bien. El encuadre genial y el fondo me ha parecido buenísimo!un abrazo

Andres Vargas dijo...

Hola Jose debo admitir que llegue aqui por casualidad, pero tu blog es increible y las fotos maravillosas.

Tony dijo...

Hola Jose, encantado de conocerte, he visto tu trabajo y es muy bueno, sobre esta foto me gusta el contraste de colores y el encuadre realizado.Si me das permiso, seguiré tu blog....encantado de conocerte...saludos Tony

MGA dijo...

Una composición magnifica, felicidades José

Su Chua Phin 徐蔡斌 dijo...

Fantastic !

Beautiful as a poster !

Leni dijo...

Increible¡¡¡
A mi me dió la sensación de que al posarse la mariposa se resquebrajó el suelo...

(Yo y mis sensaciones)

Un abrazo

Carol López dijo...

Fantástica textura y color.
Genial.

Viñas dijo...

Maravillosa imagen: es curioso como nos pueden llenar las mismas cosas, a personas con identidades totalmente diferentes, pero que nos convierten al final, en admiradores de una misma concepción de la belleza. En mi blog, también hablo de la misma idea, pero sin una imagen como la tuya.
Enhorabuena:

http://mivuelodemariposa.blogspot.com/2009_04_01_archive.html

Aileon dijo...

Preciosa imagen.
Me quedo con el proverbio chino.

Un saludo!

R.Ferrari dijo...

Grande foto. Os detalhes e cores do terreno e a cor da mariposa emprestam um cenário fantastico, para um fotografo de visão. Parabens. Grande Foto.