martes, 17 de marzo de 2009




























No pretendo ser pesado o dar lecciones de moral a nadie, pero es sorprendente lo fácil que resulta no sentirse afectado por lo que no vemos, o quizás, mejor dicho, por lo que no queremos ver.
Foto tomada a finales de la feria Pirena en Barcelona, fuimos con la protectora Animals sense sostre para intentar encontrar familia a los muchos perros que la necesitan.
Hay actos realmente incomprensibles.

5 visiones diferentes:

ercanito dijo...

A mí no me hace falta ese curso de moralidad, al menos en lo animal. Si tuviera una finca la llenaría de perros y los hacía felices a todos jugando, y comiendo, escarbando... son mi debilidad.
Perdón, que me desviaba del tema: PEDAZO DE FOTO. Me gusta mucho por su simbolismo y el tratamiento que tiene. El B&N genial.

sucsdetaronja dijo...

Aixx... Pues vaya dos... No sé si es el cambio de tiempo o qué, pero estoy malísima, llevo un par de días que no salgo ni de casa.
En fin, mejórate, y a ver si me pongo buena pronto yo también.
Un abrazo!

MGA dijo...

Es una fotografía con mucho "cuerpo", te dá que pensar... estoy de acuerdo con ercanito... un B&N genial. Felicidades.

Emecé dijo...

Sta foto me parece genial, transmite todo lo que tiene q transmitir, incluso más. Realmente en mi opinión.....la gente necesita muchos chutes de moral hoy en día....

Nuria dijo...

Una foto testimonio muy buena.
¿Sabes? lo más irónico es que ellos nunca nos abandonarían. Me ancantan los perros, dan cariño, afecto y fidelidad por muy poco. Son animales nobles, a los que no correspondemos en su justa medida.

la ley debería ser más dura con las personas que nos los cuidan.